Otras noticias

Homenaje a Benedetti, 2009La pequeña localidad uruguaya de Paso de los Toros (Santa Isabel entre 1903 y 1929) recibió, el 14 de septiembre de 1920, al que, con el tiempo, iba a convertirse en el isabelino más célebre, Mario Benedetti, uno de los autores más populares de la literatura contemporánea en español, autor de varios libros de poemas reunidos con el título Inventario, de novelas como La tregua o Primavera con una esquina rota, de obras teatrales como Pedro y el capitán

Benedetti estuvo estrechamente ligado a la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes desde sus orígenes, por lo que fue nombrado Patrono de Honor de nuestra Fundación en 2009. El autor de Gracias por el fuego se convirtió en el protagonista del primer espacio dedicado en la Cervantes a un escritor actual: la Biblioteca de Autor que lleva su nombre, dirigida por Remedios Mataix y José Carlos Rovira, profesores de Literatura hispanoamericana de la Universidad de Alicante (UA).

La Biblioteca de Autor Mario Benedetti, de obligada consulta en un día como hoy, ofrece, entre otros materiales, un completo recorrido biobibliográfico por la trayectoria del escritor, una fonoteca con varias decenas de poemas y cuentos breves en su propia voz y una videoteca en la que destaca su saludo para el acto de inauguración de la Cervantes (27 de julio de 1999), el encuentro con el autor de la serie Escritores latinoamericanos en vísperas de un nuevo siglo (producido en 1996 por el Taller de Imagen de la UA y la Asociación de las Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas) y Cinco momentos con Mario Benedetti, homenaje audiovisual presentado en la Universidad alicantina tras el fallecimiento del autor, en mayo de 2009.

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Live
  • MSN Reporter
  • Ping.fm

Comentarios

3 comentarios

  1. Emilio Rucandio Palomar on septiembre 19, 2015 11:28

    Si alguien me preguntara dónde podría encontrar información sobre el autor de ‘La borra del café’, le recomendaría la lectura de alguna de sus obras y le invitaría a que consultara en internet estas dos páginas:

    1.ª La página que la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes dedica a Benedetti.

    2.ª La página del CEMAB (Centro de Estudios Iberoamericanos Mario Benedetti), de la Universidad de Alicante (UA), por la cual Mario Benedetti fue investido Doctor Honoris Causa en el año 1997.

    Ambas páginas son el resultado, por lo que concierne al escritor uruguayo, de una rigurosa labor de investigación de un grupo de profesores y profesoras de la UA, expertos/as en Literatura hispanoamericana.

    A medida que el interesado consultara estas dos páginas y fuera leyendo las obras aconsejadas, iría viendo alguna de las características fundamentales del autor de ‘Poemas de la oficina’, que paso a enumerar:

    1.ª Su integridad y coherencia como persona, con una gran capacidad crítica y autocrítica. En su libro ‘Memoria y esperanza. Un mensaje a los jóvenes’ (2004), cuando tenía 83 años les dice:

    “¿Qué puede decir un poeta de más de ochenta años a la gente joven, que no lo haya dicho ya? Poco. Sólo contarles qué satisfecho me siento, cuando, octogenario, veo que mis valores de toda la vida siguen vivos, presentes, que nunca tuve la tentación de renunciar a ellos, y que los sigo sosteniendo. Y que toda la vida pude arreglármelas con tan poco, y estar tan contento.
    “Que pese a haber sido bombardeado por la misma publicidad que a todos nos dice que lo importante es el consumo, que lo importante es generar riqueza (monetaria), y que la globalización y el libre mercado son el único camino que nos queda por delante, sigo pensando que nada de esto es cierto. Que el Che Guevara fue un proyecto de cambio y no sólo una camiseta, que el fútbol era un hermoso deporte antes de ser un gran negocio, y que no todos en el mundo son de derechas”.

    2.ª Si algo le molestaba al “aguafiestas”, era la “fallutería”, es decir, la hipocresía. Pues bien, también de la hipocresía les habla a los jóvenes en el libro citado anteriormente:

    “Hay un flagelo que a través de las siglas y los siglos ha infectado el género humano. Me refiero a la hipocresía”.

    Su compromiso con sus semejantes, sus “projimíos”, en especial, con los que más sufren, y su lucha por los derechos humanos, ya que no renunció a la utopía, a pesar de los pesares. Este compromiso social también explica que admirara tanto al Che, por su generosidad, ya que el revolucionario argentino sacrificó su vida por construir un hombre y un mundo nuevos, y porque era lo contrario de un “falluto”, esto es, de los hipócritas, ya que el Che, con palabras de Galeano, “decía lo que pensaba y hacía lo que decía”. Así nos lo presenta Benedetti en 1997, treinta años después de su asesinato: “Sin embargo los ojos incerrables del Che / miran como si no pudieran mirar / asombrados tal vez de que el mundo no entienda / que treinta años después sigue bregando / dulce y tenaz por la dicha del hombre”. El propio Benedetti nos muestra su estado de ánimo cuando se enteró del asesinato del Che, en el poema titulado “Consternados, rabiosos”, así como en la novela ‘Primavera con una esquina rota’, en la que nos dice, a través de un personaje, que cuando conoció la noticia lloró.

    3.ª Sus temas son, por una parte, los denominados “temas universales” de la literatura (el amor, la muerte, el paso del tiempo, Dios, etc.) y, por otra, los específicos de un determinado contexto personal, social, político e histórico de la vida del autor de ‘Viento del exilio’: su oposición a cualquier dictadura, la denuncia de la violación de los derechos humanos, el exilio, el desexilio, el antiimperialismo, la crítica de la sociedad de consumo, es decir, de la imitación del modelo de vida americano, propiciado por el neoliberalismo capitalista (con la globalización económica, pero no democrática), etc. Además, dichos temas se expresan con tonalidades sentimentales diferentes, negativas o positivas (tristeza, melancolía, soledad, nostalgia, “contranostalgia”, alegría, rebelión, rabia, esperanza, confianza en la colectividad…). En todo caso, si para el autor de ‘El amor, las mujeres y la vida’ “un pesimista / es sólo un optimista / bien informado”, también considera que “contra el optimismo no hay vacuna”, y que, a pesar de que “tantos amigos / entre un invierno y otro / nos van dejando”, cantamos “porque somos militantes de la vida” y “porque los sobrevivientes / y nuestros muertos quieren que cantemos” o porque “en plena noche / si mis manos te llaman / tus pechos vienen”. Además, utiliza diferentes géneros y subgéneros para el tratamiento de dichos temas (lírico, narrativo, dramático, ensayístico, periodístico, etc.), y a la persona que me hubiera hecho la consulta mencionada al comienzo de estas líneas, le llamaría la atención la originalidad en su tratamiento. Por ejemplo, en el poema “Utopías”, trata el tema que indica el título y lo vincula al amor concreto de “el fulano” y “la mengana”. Transcribo algunos versos: “Cómo voy a creer / dijo el fulano / que el mundo se quedó sin utopías / (…) cómo voy a creer / dijo el fulano / que el universo es una ruina/ aunque lo sea / (…) cómo voy a creer / mengana austral / que sos tan sólo lo que miro / acaricio o penetro / cómo voy a creer / dijo el fulano / que la utopía ya no existe / si vos / sos mi utopía”. Otro ejemplo: está claro que los medios de comunicación de masas han avanzado muchísimo tecnológicamente, lo cual no tiene por qué ser negativo, siempre y cuando el ser humano no esté al servicio de la tecnología, porque, en tal caso, la comunicación sería demasiado artificial. Mario Benedetti, por el contrario, prefiere una comunicación más “artesanal”, más natural, como la de un beso entre dos seres humanos, tal como sostiene en su poema “Mass media”. Además, ya se sabe que Benedetti piensa que, a pesar de haber tantos sistemas de comunicación, estamos cada vez más desinformados e incomunicados. Leamos los versos del poema aludido, “Mass media”: “De los medios de comunicación / en este mundo tan codificado / con internet y otras navegaciones / yo sigo prefiriendo / el viejo beso artesanal / que desde siempre comunica tanto”.

    La supuesta persona interesada en la vida y en la obra de Benedetti, con la que comencé este texto, “a esta altura del partido”, como diría el autor de ‘Andamios’ y de ‘Las soledades de Babel’, ya habrá descubierto la sencillez buscada y trabajada de sus textos (no en vano era un admirador de la “claridad poética” de Don Antonio Machado), la utilización del lenguaje conversacional o coloquial, el sabio juego con las palabras y los conceptos, así como el peculiar sentido del humor del “projinuestro”. Como ejemplo nos puede servir este haiku: “canción protesta / después de los sesenta / canción de próstata”. Al final, seguro que el virtual lector del autor de ‘Andamios’, sin darse cuenta, se habrá convertido en un adicto del defensor de la alegría (no de la frivolidad), porque si hay autores “comunicantes”, Benedetti es uno de ellos.

    Para finalizar, muchas personas se alegrarían de que la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes dedicara sendas páginas a Miguel Hernández, a Blas de Otero y a Eduardo Galeano. Con el debido respeto, y sin menospreciar a otros escritores que ya las tienen, creo que, tanto el escritor oriolano, como el bilbaíno y el uruguayo, también merecen estar en dicha Biblioteca. Muchas gracias.

    Emilio Rucandio Palomar

  2. bvmc on septiembre 21, 2015 11:10

    Estimado Emilio:
    Compartimos su deseo de que la Cervantes pueda dedicar en un futuro secciones a autores tan importantes para la cultura en nuestro idioma como Miguel Hernández, Blas de Otero y Eduardo Galeano. Con Mario fue muy fácil poder llevarla a cabo dada su amistad con la Universidad de Alicante y nuestra Fundación, de la que es Patrono de Honor. Trabajamos para ampliar nuestra oferta cuanto es posible para poder ofrecerles lo mejor de nuestra cultura.
    Muchas gracias por sus sugerencias y por el hermoso texto dedicado a nuestro Patrono de Honor.

    Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

  3. Emilio Rucandio Palomar on septiembre 22, 2015 10:52

    Estimados señores:
    Les agradezco sus palabras y les quiero expresar mi reconocimiento por la excelente labor cultural que llevan realizando durante tanto tiempo.

    Emilio Rucandio Palomar

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Web

Dejanos tu comentario

 

Uso de cookies

En el presente sitio Web utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia durante tu navegación. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información acerca de nuestra Política de Cookies aquí.plugin cookies

ACEPTAR