Otras noticias

LazarilloAlianza Editorial publica una nueva edición de La vida de Lazarillo de Tormes, y de sus fortunas y adversidades con un nombre de autor en su portada. La catedrática de Literatura de la Universidad de Barcelona Rosa Navarro Durán llegó a la conclusión de que el humanista Alfonso de Valdés, de ascendencia judía, fue el autor de este clásico de la literatura española.

La obra, tradicionalmente dada como huérfana (y en alguna ocasión atribuida a Diego Hurtado de Mendoza), tiene ahora el nombre del autor que Rosa Navarro demuestra que lo escribió, y que encriptado aparece en su largo título.

En la introducción y en las notas al texto se encuentran los argumentos de Navarro, las razones de la lectura del libro como aguda sátira erasmista, escrita hacia 1530-31, por el mejor prosista de la primera mitad del siglo XVI: el secretario de cartas latinas del emperador Carlos V, Alfonso de Valdés.

El catálogo de nuestra Biblioteca Virtual ofrece el texto en edición digital basada en las de Burgos, 1554; Alcalá de Henares, 1554; Amberes, 1554, y Medina del Campo, 1554, y cotejada con las ediciones críticas de Alberto Blecua (Madrid, Castalia, 1972), José M. Caso González (Madrid, BRAE 1967) y Francisco Rico (Madrid, Cátedra, 1987).

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Live
  • MSN Reporter
  • Ping.fm

Comentarios

12 comentarios

  1. Aurora Aguayo de Rodas on mayo 31, 2016 14:36

    Me ayuda mucho para compartir con mis estudiantes.

  2. María on mayo 31, 2016 15:16

    La información que aquí se da no es cierta. La edición de Alianza no es la primera que publica el ‘Lazarillo’ con el nombre de Alfonso de Valdés en la portada. Ya lo hizo en 2003 la editorial Octaedro, con introducción de Rosa Navarro Durán y edición de Milagros Rodríguez Cáceres. Hay una concienzuda y mesurada reseña de aquella edición en ‘Criticón’, 100 (2007), hecha por Héctor Brioso Santos; entre otras.

  3. José Manuel Fernández on junio 1, 2016 2:34

    Esto no es cierto. La Página Ediciones lo editó hace unos años con el nombre su supuesto autor en portada, optando en aquel caso por Diego Hurtado de Mendoza.

  4. JImena Mosquera on junio 1, 2016 4:24

    Increíble el hallazgo de nombre del genio que escribió este gran clásico.

  5. Arturo on junio 1, 2016 9:25

    Estáis equivocados. Rosa Navarro ya le puso el nombre de Alfonso de Valdés en su edición para la editorial Octaedro del año 2006. Sumadle a eso que en el siglo XIX se solía publicar el ‘Lazarillo’ a nombre de Diego Hurtado de Mendoza y la noticia pasa a estar erradísima.

  6. bvmc on junio 1, 2016 10:07

    Gracias por los distintos comentarios sobre esta noticia. Hemos revisado las informaciones que nos daban y adaptado la noticia que publicamos el pasado día 31.

  7. Irving Ruiz on junio 1, 2016 10:10

    De hecho ya me pareció ver en alguna librería que una edición daba crédito a ese nombre. Si bien mi copia (ya algo vieja) no tiene, siempre me pareció curioso.

  8. Johnz on junio 1, 2016 11:38

    Qué libro tan divertido y entretenido. Hace 35 años que lo leí y me pareció extraordinario.

  9. Juan Carlos on junio 1, 2016 14:56

    Qué paradoja, en la Universidad de Barcelona.

  10. Nicholas Aleman on junio 2, 2016 6:17

    Que estáis en un error. Debéis leer mi artículo “The Expel of Jews and Muslims in Don Quixote and the Picaresque” y corregir esto, que me siento robado.

  11. Esperanza on junio 2, 2016 12:14

    No deja de ser una hipótesis bien fundamentada, como otras. Es perfectamente verosímil que el autor fuera un erasmista del círculo de los hermanos Valdés.

  12. Valentín Pérez on junio 2, 2016 18:38

    Lamentablemente, trece años después volvemos otra vez con este tema. La aviesa intención de intentar colar una teoría como algo demostrado poniendo el nombre de Alfonso de Valdés en una edición del ‘Lazarillo’ me parece lamentable. Ya lo hizo efectivamente en 2003 y ya entonces una avalancha de artículos de especialistas desmontaron no la teoría -que por otra parte ya habían postulado otros investigadores como Ricapito cuarenta años antes-, sino la argumentación que pretendía demostrarla. Es lamentable que se trate con tan poco respeto una disciplina como la filología, que se merece el mismo rigor que cualquier ciencia. Si un científico dice haber descubierto la vacuna del sida me parece bien que los medios publiquen que él lo dice, pero darlo por cierto no y mucho menos cuando la comunidad científica diga todo lo contrario. En fin, que teorías sobre la autoría del ‘Lazarillo’ hay miles, algunas más plausibles que otras, pero ninguna demostrada en absoluto. Entre otras cosas la teoría de Rosa Navarro obliga a fechar la creación del ‘Lazarillo’ veinte años antes de su primera publicación conocida. En fin, no voy a repetir otra vez la lista de argumentos en contra de esta teoría; a quien le interese, que busque en la numerosa colección de artículos que en su día ya ponían esta teoría en su sitio, el de ser una teoría más entre un millar.

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Web

Dejanos tu comentario

 

Uso de cookies

En el presente sitio Web utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia durante tu navegación. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información acerca de nuestra Política de Cookies aquí.plugin cookies

ACEPTAR