Editorial Complutense publica el último ensayo de José Saramago, titulado Democracia y Universidad.

El escritor portugués reflexiona en este volumen sobre la ineludible relación entre los problemas que afectan a la Universidad y los que sufren la enseñanza primaria y media. Se trata de lograr que sean instruidos y educados los alumnos que llegan a la Universidad; si esta es el último tramo formativo en el que el estudiante se puede convertir en ciudadano, y además es el lugar donde florece el espíritu crítico, sobre ella recae una gran responsabilidad de cara al futuro de nuestra sociedad.

El Nobel de Literatura apuesta en este estudio por una Universidad que sea plataforma de aprendizaje de la ciudadanía para aliviar los males que aquejan a nuestras democracias.

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Live
  • MSN Reporter
  • Ping.fm

Comentarios

4 comentarios

  1. Manuel Rodríguez Morales on julio 26, 2010 17:54

    El problema que afronta y resuelve Saramago es universal, quizá inversamente proporcional al desarrollo de cada país. En México el problema es insoslayable, al mismo tiempo que irresoluble, pero creo que, si todo universitario -al inicio de su nueva etapa- leyera este ensayo, mucho se ganaría en la batalla.
    Felicitaciones por tan importante publicación.

  2. albahaca on julio 26, 2010 22:30

    ¿Cómo acceder al texto?

  3. bvmc on julio 27, 2010 11:51

    En la web de la editorial se posibilita la compra directa: http://www.ucm.es/BUCM/ecsa/36254.php?id=615

  4. F. Flores on agosto 28, 2010 1:00

    Atreviéndome a intentar completar la idea de Manuel, si bien sería muy provechoso para el universitario contar con este ejemplar al inicio de su formación, es también de vital importancia que los maestros, las autoridades universitarias, las autoridades de educación y en general “los ciudadanos” lo pudieran saborear, reflexionar, criticar y construir las conclusiones. Porque, como bien comenta el autor, el problema no es la Universidad, sino todo lo que le antecede; el problema no es solamente instruir, es ¡EDUCAR!
    Una vez que todos aceptemos que es prioritario educar, como prioritario es estar sano, para poder ser educado, hay que suplicarle, pedirle y exigirle a los políticos, más que foros de discusión (interminables, a veces “utópicos” y frecuentemente intrascedentes), que se elaboren, realicen y evalúen programas públicos para que la educación básica y media sea eficiente y busque formar ciudadanos.
    Es un libro que no se lo pueden perder.

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Web

Dejanos tu comentario

 

Uso de cookies

En el presente sitio Web utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia durante tu navegación. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información acerca de nuestra Política de Cookies aquí.plugin cookies

ACEPTAR