Ramón de la Cruz

24 de marzo de 2021 | Deja un comentario

Ramón de la Cruz encarna la época de Carlos IIICreó una nueva forma de sainete, donde se proponía ofrecer un trasunto fiel de la sociedad madrileña de su tiempo; se caracterizan sus pinturas, tanto la imagen castiza del pueblo como la visión satírica de la clase media a la que pertenecía, por su colorido y la viveza de los diálogos. Muy apegado a todo lo español, tenía sin embargo un buen conocimiento del teatro extranjero y de las luces, como lo demuestra el conjunto de su obra. El objetivo de esta página es precisamente tener en cuenta esta diversidad. Ramón de la Cruz fue indudablemente uno de los dramaturgos más populares y más fecundos de la segunda mitad del siglo XVIII. Cultivó todos los géneros dramáticos, pero la fama póstuma la debe efectivamente a sus sainetes, una forma de teatro breve que llegó a renovar reproduciendo la realidad cotidiana del Madrid de su tiempo, aprovechando sus dotes satíricas en unas obritas cada vez más desligadas de la tradición anterior y creando una comicidad que aún sigue funcionando en el siglo XXI, como se ha demostrado. Lo que pretendemos aquí es contribuir a una nueva valoración de la obra de un autor injustamente relegado.

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Live
  • MSN Reporter
  • Ping.fm

Comentarios

Nombre (required)

Email (required)

Web

Dejanos tu comentario

Uso de cookies

En el presente sitio Web utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia durante tu navegación. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información acerca de nuestra Política de Cookies aquí.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies