El paraguas amarillo (Kalandraka), con texto del cubano Joel Franz e ilustraciones de Giulia Frances Campolmi, se sitúa en una ciudad gris y con gente gris donde el operario de una fábrica de paraguas comete la osadía de saltarse las normas establecidas y fabricar un paraguas amarillo pese a que lo que se lleva son los paraguas de color negro, marrón, verde y azul oscuro.

El relato de Joel Franz Rosell reivindica la libertad y la creatividad frente a la rutina y las convenciones impuestas. Habla también de la disyuntiva entre satisfacer nuestros sueños personales y la posibilidad de ser útiles a los demás; el paraguas humanizado que protagoniza este cuento no aspira a un destino diferente del de cualquier otro paraguas: mojarse con la lluvia.

Las ilustraciones de Giulia Frances Campolmi reflejan el ánimo del paraguas amarillo: la triste estancia en la tienda, el humor, el colorido, la diversión y la fantasía de su faceta de artista. Destaca el lirismo del texto y el tratamiento cromático de las imágenes, que recrean el ambiente urbano a base de tonos grises en los que contrasta “un pequeño sol deslumbrando en medio de la lluvia”.

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Live
  • MSN Reporter
  • Ping.fm

Comentarios

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Web

Dejanos tu comentario

 

Uso de cookies

En el presente sitio Web utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia durante tu navegación. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información acerca de nuestra Política de Cookies aquí.plugin cookies

ACEPTAR