En el verano de 1933 tuvo lugar un crucero formativo por el Mediterráneo organizado por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid en el que participaron cerca de 190 personas, la gran mayoría alumnos de la Facultad. Entre ellos estaba Antonio Rodríguez Huéscar. Una de las numerosas actividades educativas que se realizó fue la redacción de un diario de viaje.  Parecía que el diario de Rodríguez Huéscar se había perdido en la Guerra Civil; sin embargo, se ha encontrado entre los papeles del filósofo depositados por la familia en la Universidad Complutense de Madrid. El texto es interesante por ser testimonio de una aventura que marcó a una promoción de estudiantes, muchos de los cuales dejarían huella en la historia intelectual de España y por su mismo contenido, por su estilo elegante y por la peculiar belleza de sus descripciones, que descubren curiosamente, más que al filósofo, al pintor que Huéscar llevaba dentro. En la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes se ha publicado la obra  Impresiones de un viaje universitario. El texto es la transcripción y edición literaria del manuscrito encontrado entre sus papeles a cargo de Juan Padilla -director del portal del filósofo manchego, así como de los portales de Pedro Laín Entralgo  y Julián Marías.

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Live
  • MSN Reporter
  • Ping.fm

Comentarios

Nombre (required)

Email (required)

Web

Dejanos tu comentario

Uso de cookies

En el presente sitio Web utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia durante tu navegación. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información acerca de nuestra Política de Cookies aquí.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies