Fondo de Cultura Económica publica Don Quijote, para combatir la melancolía, una obra de Françoise Davoine, quien afirma que la locura del manchego explora las vivencias traumáticas de Cervantes y le permite dar una inscripción a la epopeya de sus guerras y su esclavitud en Argel.

Frente a la dificultad de contar sus tribulaciones innombrables, las sucesivas crisis del caballero andante son un modo de hacer revivir las guerras en las cuales participó el escritor y de completar su proceso catártico, al poner en escena las pruebas que él mismo atravesó en su vida y la manera en que se resolvieron. Las crisis de locura hablan de lo que no puede decirse, y Cervantes nos muestra con genio la forma de salir de ellas.

Don Quijote es un defensor de la palabra, tiene la pasión del decir, y debido a esto se despliega entre él y Sancho Panza –su segundo en el combate, a quien es vital hablarle– un auténtico psicoanálisis de los traumas. Don Quijote, para combatir la melancolía recorre los diferentes episodios de la novela de Cervantes abriendo gradualmente los campos de las batallas. El lector acompaña al caballero en la tormenta hasta encontrar reunidas en torno a él a más de treinta personas que, gracias a su trabajo de analista, logran restablecer lazos y reinventar un mundo confiable.

Compártelo:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Live
  • MSN Reporter
  • Ping.fm

Comentarios

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Web

Dejanos tu comentario

 

Uso de cookies

En el presente sitio Web utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia durante tu navegación. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información acerca de nuestra Política de Cookies aquí.plugin cookies

ACEPTAR